¿Qué animales están en riesgos de extinción en el sur del continente americano?

Animales en riesgos de extinción en el Suramérica

Sudamérica de arriba a abajo, tiene todos los tipos de hábitats presentes en la Tierra, desde las húmedas selvas tropicales del Amazonas, pasando por montañas, desiertos, praderas, bosques templados y, finalmente, los feroces mares y témpanos de hielo del subantártico.

Por lo tanto, no es de extrañar que esta fantástica diversidad geográfica vaya acompañada de una diversidad biológica igualmente impresionante: América del Sur es el hogar de aproximadamente el 40% de las especies de plantas y animales del mundo. 

Sin embargo, el floreciente crecimiento demográfico, la rapaz deforestación para dar paso a la agricultura y el cambio climático han pasado factura a las especies de Sudamérica. Por ellos, existen una diversidad de especies amenazadas de casi el 30% de las especies presentes en el continente, que están en peligro de extinción.

A continuación se presenta una lista de las especies amenazadas. 

Manatí amazónico (Trichechus inunguis)

Los manatíes amazónicos se encuentran en las turbias aguas del río Amazonas. Son una de las tres especies de manatíes que se encuentran entre América del Sur y África. 

Con una población que se prevé que disminuya en un 30% en las próximas tres generaciones, en parte debido a la continua presión de la caza, los manatíes amazónicos están ahora amenazados por la pérdida de hábitat y la contaminación por mercurio de la minería ilegal de oro.

Tortuga gigante de las Galápagos (Chelonoidis nigra)

Sólo se encuentran en las Islas Galápagos, a 600 millas de la costa de Ecuador, las poblaciones de tortugas de Galápagos fueron históricamente diezmadas por los marineros que las almacenaban en barcos para usarlas como fuente de alimento y agua en largos viajes por el Pacífico. 

En la actualidad, las tortugas están siendo eliminadas de su hábitat por cabras no autóctonas que fueron introducidas por los colonos,  las cabras diezman la vida vegetal local, dejando a las tortugas sin alimento.

Mono Tamarin del león dorado (Leontopithecus rosalia)

Encontrados sólo en la selva atlántica de Brasil, los recientes programas de reubicación y cría en cautiverio han mejorado la suerte del tamarino, mejorando su evaluación poblacional, en peligro crítico. Sin embargo, estos pequeños monos siguen estando amenazados por la deforestación impulsada por la agricultura, que continúa fragmentando su hogar en el bosque, cortando los vínculos entre las poblaciones.

Albatros ondulado (Phoebastria irrorata)

Otra especie única de las Islas Galápagos, esta ave marina utiliza sus 2,4 metros de envergadura para recorrer cientos de millas en busca de peces en el Océano Pacífico. El albatros ondulado está amenazado en parte por la pérdida de hábitat en la única isla en la que se reproduce (Isla Española), debido al sobrepastoreo causado por cabras no nativas. 

Sin embargo, las mayores amenazas para los albatros son el cambio climático y la sobrepesca, que han llevado a las poblaciones de peces de las que dependen estas aves a casi su extinción, así como el hecho de que los albatros se capturan frecuentemente como captura incidental de la pesca con palangre.

Cocodrilo del Orinoco (Crocodylus intermedius)

El cocodrilo del Orinoco es el mayor depredador de América,  los machos pueden alcanzar casi seis metros de largo y pesar casi media tonelada. Sólo se encuentra en el río Orinoco en Venezuela y Colombia, estos animales fueron cazados hasta casi su extinción durante los siglos XIX y XX debido a la demanda de cuero de cocodrilo. 

Hoy en día, la contaminación y la recolección de cocodrilos jóvenes para el comercio de animales vivos, además de la caza, han reducido la población del principal depredador reptil de Sudamérica a unos 500 individuos más o menos.

¿Qué animales están en riesgos de extinción en el sur del continente americano?

La rana dorada panameña (Atelopus zeteki)

Como la mayoría de los otros miembros del género Atelopus, la Rana Dorada está en peligro crítico. Famosos por su danza de las olas, estos pequeños anfibios han desarrollado un método de comunicación que no necesita sonido, una útil adaptación a su ruidoso hábitat entre los rápidos de los ríos. 

Su población ha disminuido en un 80% durante la última década, casi con toda seguridad debido a la plaga de anfibios chytridiomycosis, esta enfermedad está causada por un hongo y ha llevado a un tercio de las especies de ranas al borde de la extinción en las dos últimas décadas. Es casi seguro que Atelopus zeteki se haya extinguido en la naturaleza.

Rana de hoja de lémur (Agalychnis lemur)

Una fantástica trepadora, la rana de hoja de lémur fue una vez una vista común en el dosel de los bosques tropicales desde Costa Rica hasta Colombia. Lamentablemente, su población ha sufrido un descenso precipitado de más del 80% en el último decenio, y de nuevo, la causa es la enfermedad fúngica chytridiomycosis. 

Afortunadamente, se están realizando esfuerzos de cría en cautiverio en los Estados Unidos para mantener a estas hermosas ranas a salvo del impacto diezmador de la chytridiomycosis, con la esperanza de que eventualmente regresen al medio silvestre.

De hecho, se ha demostrado que algunos individuos producen sustancias químicas que proporcionan cierta resistencia a la infección, lo que podría dar esperanza a los anfibios de todo el mundo.

El guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii)     

El guacamayo de Spix es quizás el animal en mayor peligro de extinción, y no queda casi ninguna esperanza de que todavía existan individuos salvajes – el último pájaro salvaje conocido fue un macho que desapareció en el año 2000.

Estos loros tienen un hábitat natural increíblemente restringido, sólo se encuentran en los bosques ribereños brasileños que contienen el árbol trompeta (Tabebuia aurea, conocida por sus flores parecidas a la trompeta), el único árbol que forma huecos lo suficientemente grandes para que estas aves aniden. 

Estos bosques ribereños han sido destruidos por la tala, y las abejas asesinas africanizadas que fueron liberadas en Brasil durante la década de 1950 ahora compiten con los guacamayos por los sitios de anidación en los huecos del Árbol Trompeta. 

Sin embargo, los guacamayos de Spix criados en cautividad pueden algún día ser liberados de nuevo en el medio silvestre debido a los intensos esfuerzos de conservación para restaurar el hábitat de esta ave excepcionalmente rara.

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - Viento sur. Todos los derechos reservados